Médicos Sin Fronteras cierra en África sus clínicas para supervivientes de Ébola

MSF-supervivientes-ebola

Supervivientes del Ébola con el Dr. Daouda Berete de Médicos Sin Fronteras (MSF) coordinador en Conakry © Albert Masías/MSF

Médicos Sin Fronteras (MSF) cierra sus últimos proyectos de atención a supervivientes de Ébola, la gran epidemia que arrasó África Occidental y que infectó a más de 28.700 personas y se cobró la vida de más de 11.300; una enfermedad que ha dejado a su paso la destrucción de familias enteras, que ha devastado decenas de comunidades y ha provocado el cierre de escuelas y paralizado la economía, colapsando los sistemas de salud y provocando una gran pérdida de vidas humanas. El impactante coste humano que la epidemia ha dejado a su paso en África ha sido tremendo y se vio agravado por la dolorosamente lenta respuesta de la comunidad internacional.

El brote epidémico de la enfermedad del virus del Ébola se inició en diciembre de 2013 en Guinea y se extendió posteriormente a Liberia, Sierra Leona, Nigeria, Senegal y Mali; llegando hasta Estados Unidos, España y Reino Unido. A pesar de que la OMS declaró el fin de la epidemia casi dos años y medio después del inicio de la misma, el  29 de marzo de 2016, Médicos Sin Fronteras se quedó en África para para poder cuidar de todos aquellos hombres, mujeres y niños que lograron sobrevivir a esta cruda y terrible enfermedad.

Trastornos físicos y mentales de los supervivientes del Ébola

msf-supervivientes-ebola

Esther Loua, de 27 años, es una superviviente del Ébola. La fotografía fue tomadaal en la instalación sanitaria de MSE en Conakry. © Albert Masías/MSF

La gran mayoría de los supervivientes del Ébola se encontraron con que la batalla no había terminado solo por haber sobrevivido a la misma: muchos de los pacientes de la enfermedad se enfrentaron posteriormente a problemas médicos y psicológicos importantes: “La mayoría de los supervivientes experimentaban trastornos físicos como dolor de articulaciones y problemas neurológicos u oftalmológicos. Al mismo tiempo, muchos supervivientes, al igual que sus amigos, familiares y cuidadores, padecieron graves problemas de salud mental como estrés postraumático y depresión, después de haberse enfrentado a la muerte desde tan cerca” declaró Petra Becker, coordinadora general de MSF en Liberia.

Además, como nunca se había producido una epidemia de esta magnitud se sabía muy poco sobre lo que podrían necesitar para rehacer sus vidas, de ahí la importancia de que MSF permaneciera a su lado para poder dar respuesta a las necesidades que pudieran tener, porque lo que si era evidente fue que tanto los supervivientes como sus familias iban a necesitar un gran apoyo.

“El sufrimiento causado por la epidemia de Ébola fue enorme”, recuerda Brice de la Vingne, director de operaciones de Médicos Sin Fronteras, “dejó una marca imborrable para todos los que estuvimos trabajando en África occidental. Para nuestro personal regional, el impacto fue aún mayor: vivieron la amenaza diaria de la enfermedad, mientras que en el trabajo se enfrentaban cara a cara con la devastadora realidad del Ébola. Pero, para quienes fueron infectados por la enfermedad y para sus familiares, fue un infierno”.

Clínicas especializadas de MSF para atender a los supervivientes del Ébola

msf-superviviente-ebola

Paciente de la clínicas especializada para supervivientes del Ébola © Albert Masías/MSF

Tras abrir centros de tratamiento para pacientes con Ébola, MSF abrió clínicas especializadas para atender a los supervivientes en los tres países afectados.

En enero de 2015 abrieron cínicas en Monrovia y Liberia y proporcionaron más de 1.500 consultas médicas antes de su cierre en agosto de 2016.

Una segunda clínica situada en Conakry, Guinea, atendió a 330 supervivientes y a más de 350 de sus familiares en los distritos Coyah y Forécariah. Un centro similar en Freetown, Sierra Leona, proporcionó atención médica y de salud mental a más de 400 supervivientes y brindó apoyo psicológico en 450 sesiones individuales y grupales. Los resultados fueron que, con el tiempo y el tratamiento adecuado, la gravedad de los trastornos físicos y psicológicos disminuyeron gradualmente, aunque a muchos de ellos les seguía molestando el olor a cloro, debido a que les trasladaba al horror vivido en los centros de tratamiento de Ébola.

La discriminación y el estigma de los supervivientes del Ébola

msf-servicios-salud-Conakry

Angeline Teinguiano, coordinadora del grupo de salud de MSF con un grupo de conductores de moto-taxi en un barrio de Conakry © Albert Masías/MSF

El miedo a la enfermedad, como principal frontera, hizo que sus supervivientes se enfrentasen a su estigma cuando regresaron a sus comunidades. MSF, así como otras organizaciones e iniciativas nacionales, enviaron equipos a las comunidades afectadas para hacer campañas de sensibilización e información antes y después de la epidemia que ayudasen a reducir el estigma y la discriminación. Sin embargo estos fueron demasiados fuertes y se manifestaban en diferentes maneras: pérdida de trabajo o parejas, rechazo de familiares o de la comunidad… acciones que tuvieron un gran impacto y que desestabilizaron sus vidas.

Luchar contra el Ébola: prevenir, controlar y responder

msf-supervivientes-ebola

Supervivientes del Ébola con el Dr. Daouda Berete de Médicos Sin Fronteras (MSF) coordinador en Conakry © Albert Masías/MSF

Ahora, tras finalizar la epidemia y tratar a los supervivientes del Ébola, MSF cierra sus últimos proyectos de atención a sus pacientes, pero seguirá centrando sus esfuerzos en proporcionar servicios para cubrir aquellas necesidades desatendidas de las personas vulnerables en los países afectados. Así mismo la organización ha realizado los preparativos para que quienes actualmente están bajo apoyo psicológico sigan recibiendo atención dentro del sistema de salud de su país o por parte de otras organizaciones.

Es fundamental fortalecer los servicios de salud en los tres países afectados para incluir mejoras en las medidas de control de infecciones, la implementación de sistemas de vigilancia para asegurar una detección temprana de posibles casos, y planes de contingencia básicos que permitan una respuesta rápida ante cualquier nuevo brote de Ébola o de cualquier otra enfermedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s