Médicos Sin Fronteras trae a Madrid un “Centro de tratamiento de pacientes con Ébola”

Este jueves Médicos Sin Fronteras (MSF) ha inaugurado en la Plaza Sánchez Bustillo, frente al Museo Reina Sofía, una exposición temporal muy particular y especial bajo el nombre de “Centro de tratamiento de pacientes con Ébola“. Una exposición con un fin muy concreto: seguir concienciando a la población española y seguir trayendo la realidad de miles de personas que conviven con la enfermedad más allá de nuestras fronteras.

DSC_0152

Foto: Exterior de la exposición “Centro de tratamiento de pacientes con ébola” en Madrid. Autor: #HablemosDeÁfrica (@HablaDeAfrica)

La particularidad de la exposición reside no solo en su mensaje, sino en su contenido: no encontraremos paredes en ella, sino un verdadero centro de tratamiento con todos sus apartados, verjado al igual que lo están en el terreno, y con voluntarios de la organización dispuestos a explicar y a hablar sobre el funcionamiento de este centro como si realmente pudiésemos estar allí, en África occidental, viviendo de primera mano el trabajo y esfuerzo de los grandes equipos que, día a día, luchan contra la enfermedad.

Porque el ébola tras casi un año desde que se declaró su epidemia no se ha terminado;  porque el ébola sigue existiendo, más allá, donde parece que no molesta, pero donde los trabajadores de MSF no se cansan de combatirlo sin descanso habiendo asistido, hasta el momento, a más de 8.000 pacientes. La exposición —enmarcada en la campaña #StopEbola lanzada en octubre de 2014— perpetúa el mensaje final de la misma: “No vamos a marcharnos, nos quedamos con ellos”.  Porque ellos son, en estos casi 11 meses, más de 9.700 muertos y casi 24.000 personas infectadas.

DSC_0109

Foto: Teresa Sancristóval, responsable de la Unidad de Emergencias de MSF, durante la rueda de prensa presentando la campaña. Autor: #HablemosDeÁfrica (@HablaDeAfrica)

A pesar de ello los datos son buenos pues en Liberia los cifran apuntan a que el número de pacientes ha disminuido considerablemente. Joan Tubau, director general de MSF, ha declarado en la rueda de prensa de la exposición, que “después de muchos meses de correr detrás del ébola, parece que podemos darle alcance”, sin embargo teniendo en cuenta que la última semana de febrero se registraron 99 nuevos casos, no es momento de bajar la guardia, ha dicho, pues aun “estamos lejos de verle el final a la epidemia”. Y no es para menos, pues el último informe publicado por la la Organización Mundial de la Salud (OMS) con fecha del miercoles, señalaba que en la última semana se han detectado 132 nuevos casos, frente a los últimos 99.

A pesar de que los datos son bastante malos “estamos muchísimo mejor que hace dos meses” ha declarado Teresa Sancristóval, responsable de la Unidad de Emergencias de MSF; por ello afirma que ahora estamos en un momento crucial para luchar contra el ébola, para intentar remontar la carrera a la enfermedad y poder, por fin, ganarla. Para ello aprovechar la oportunidad del descenso de casos es crucial para identificar las cadenas de contagio, porque así se hará frente a los nuevos brotes con anticipación; sin embargo ante estos últimos casos producidos en la última semana Sancristóval ha explicado que no está siendo fácil: “No estamos siendo capaces de identificar la cadena de transmisión de los contagios, y esa es la clave del control de la epidemia”.

Sumado a la naturaleza imprevisible de la epidemia está las reticencias de muchas comunidades que celebran funerales secretos donde el riesgo de contagio es muy alto ya que el cadáver tiene la mayor carga viral y, en estos países, los rituales para el entierro generan gran contacto directo con el fallecido al abrazar y besar a los muertos; así Sancristóval ha contado que en la última semana se han registrado 19 y 15 funerales inseguros en Guinea y Sierra Leona, respectivamente.

DSC_0111

Foto: Joan Tubau, director general de MSF, durante la rueda de prensa presentando la campaña. Autor: #HablemosDeÁfrica (@HablaDeAfrica)

Para poder seguir concienciando sobre la necesidad de ampliar recursos y poder lograr una mayor eficiencia a la hora de responder a los diferentes casos, durante la rueda de prensa, MSF ha defendido la necesidad de redoblar esfuerzos. Es justamente por lo contrario por lo que la organización ha criticado fuertemente “el desinterés y la falta de visión de la comunidad internacional durante los primeros meses de la epidemia”, ello llevó a agravar la situación que finalmente “ha puesto en evidencia la capacidad de responder de las organizaciones y equipos de la ONU para dar una respuesta efectiva a la epidemia” ha declarado Tubau.

Además ha criticado el papel de España argumentando que “en 12 meses España habría podido tener un papel principal en la lucha contra el ébola y no lo hizo”, acusando una completa falta de aportación por parte de nuestro país a la emergencia, con tan solo 9,5 millones de euros, lo que supone solo un 0,4% del dinero necesario para poder mantener a los equipos en terreno. Ambos hechos, la lenta respuesta internacional y la escasa aportación española, son consecuencia de una falta de solidaridad de los estados, pues en ellos reside la voluntad política, y es por ello que Tubau ha pedido que se hagan “reflexiones críticas” porque el ébola era algo que “se pensaba que ocurría lejos y ya está”, lo que ha dado pie a que se tardara mucho tiempo en darse cuenta de la dimensión del impacto humano que el ébola ha tenido y tiene sobre miles de personas.

“No hemos sabido ver la problemática ni responder a ella” ha dicho el director general de la organización, porque la epidemia trae consigo otro grave problema: la deficiencia acaecida en los sistemas de salud, sobre los que ha habido una pérdida de confianza total debido a que ha sido su propia debilidad lo que permitió que la epidemia se expandiera tan rápido. Sin embargo restaurarlos no será suficiente, hay que mejorarlos y se estima que, solamente el devolver a Liberia, a su mismo nivel en calidad médica tardará unos cinco años. “Después del ébola habrá que trabajar mucho, quedará mucho que hacer para evitar que la población  sufra las consecuencias de una era post-Ébola mal gestionada” ha concluido Sancristóval.

DSC_0083

Foto: Interior del “Centro de tratamiento de pacientes con ébola”. Autor: #HablemosDeÁfrica (@HablaDeAfrica)

Es por ello que esta exposición que se presenta hasta el próximo domingo día 8 es tan importante: tras su recorrido por Barcelona, Bilbao, Vigo, Zaragoza y Sevilla, concluye en Madrid para seguir sensibilizando sobre que la epidemia no ha terminado. Para ello en 500 m2 se abre un centro de tratamiento que, como ha explicado David Noguera (el portavoz oficial de la campaña #StopEbola), consta de cuatro elementos externos: dos tiendas grandes como las usadas en terreno (dividas en espacios con áreas de hospitalización, zona donde los equipos se vistes y desvisten, y un área donde se explican las actividades que se realizan fuera de los centros), una ambulancia preparada para el traslado de pacientes y una zona de saneamiento.

Entre los materiales presentados destacan los trajes utilizados por el personal de MSF en el terreno para que los asistentes puedan comprender cómo son, cómo funcionan y los elementos que componen los equipos de protección personal.

Al finalizar llega una de las partes fundamentales de la exposición: un mural donde cada visitante puede dejar su huella en forma de apoyo; esto se realiza para aproximarse al muro de supervivientes que existe en el ELWA3, el centro de tratamiento de MSF en Monrovia, donde cada persona que supera su enfermedad deja la huella de su mano pintada.

DSC_0137

Foto: Muro de supervivientes representante del existente en el ELWA3, el centro de tratamiento de MSF en Morovia. Autor: #HablemosDeÁfrica (@HablaDeAfrica)

Así, tras finalizar la rueda de prensa se han presentado los murales que los voluntarios han ido juntando en las exposiciones de las anteriores ciudades, donde se ha mostrado el apoyo que la ONG ha obtenido de las constantes visitas a las instalaciones creadas.

La sensibilización no solo ha dejado huella sobre el papel, sino también sobre el terreno gracias a que, desde que se lanzó la campaña en octubre, se han recaudado más de 3,5 millones de euros, movilizando a más de 270.000 ciudadanos que han contribuido con sus donaciones, SMS y mensajes de apoyo para combatir una crisis sanitaria sin precedentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s